LA OBESIDAD DIFICULTA EL EMBARAZO Y AUMENTA LOS RIESGOS EN EL PARTO.

LA OBESIDAD DIFICULTA EL EMBARAZO Y AUMENTA LOS RIESGOS EN EL PARTO.

La obesidad dificulta el embarazo, exige mayor control en la gestación y aumenta los riesgos en el parto y para la salud del hijo.

Así lo han señalado en el I Curso sobre Obesidad y Mujer en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz: “A la hora de concebir, las mujeres obesas tienen mayores dificultades, una vez logrado el embarazo exigen mayor control”, en el momento del parto su situación “dificulta el procedimiento” y sus hijos están expuestos a un riesgo superior en términos metabólicos, entre otros ámbitos.