INDUCIR EL PARTO EN PRIMERIZAS EN LA SEMANA 39 DE EMBARAZO, REDUCE EL NÚMERO DE CESÁREAS.

INDUCIR EL PARTO EN PRIMERIZAS EN LA SEMANA 39 DE EMBARAZO, REDUCE EL NÚMERO DE CESÁREAS.

Inducir el parto en primerizas en la semana 39 de embarazo reduce el número de cesáreas.

Inducir el parto en madres sanas primerizas en la semana 39 de embarazo da como resultado tasas más bajas de cesáreas en comparación con esperar a que el parto comience naturalmente, según un estudio multicéntrico financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

Además, los bebés nacidos de mujeres inducidas a las 39 semanas no experimentaron más mortinatos u otras complicaciones graves de salud. “Este estudio tendrá un impacto significativo en la práctica de la obstetricia. Hasta ahora se pensaba que la inducción del parto, incluso a las 39 semanas, aumentaría la tasa de cesáreas y los problemas de salud derivados”, explica en un artículo en la revista ‘The New England Journal of Medicine’ el autor principal del estudio, George Macones, Jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Estads Unidos).