EXTREMADURA INICIA LA PRIMERA FASE DEL PROYECTO MEDEA.

EXTREMADURA INICIA LA PRIMERA FASE DEL PROYECTO MEDEA.

EXTREMADURA INICIA LA PRIMERA FASE DEL “PROYECTO MEDEA”.

El Proyecto ‘Medea’, desarrollado por el Gobierno central y Extremadura, comienza su primera fase recogiendo información personalizada de cada paciente y permite evitar posibles reacciones a los medicamentos en la búsqueda de una prescripción de fármacos más segura y personalizada.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha iniciado un proyecto denominado ‘Medea‘, centrado en la creación de una base de datos con información genética personalizada de cada paciente, con el fin de “mejorar la seguridad” ante la prescripción de medicamentos y “evitar” posibles reacciones adversas.

‘Medea’ se centra en el paciente y no está orientado en un medicamento o tratamiento específico ya que consiste en aportar información al médico para que sepa seleccionar cuáles son los fármacos que “no producen alteraciones” a través del historial clínico y de un análisis genético previo de los pacientes.

Las interacciones medicamentosas son un “problema” de salud pública “importante que debe atenderse” para tener un sistema sanitario “seguro”, al tiempo que ha destacado que el 6% de la población presenta efectos adversos a los medicamentos así como que el 32% de los fármacos comercializados aconsejan desarrollar un perfil genético del paciente para valorar las posibles interacciones.